Tratamiento cólico del lactante

El cólico del lactante es una alteración muy habitual en los primeros meses del bebé.

Suele asociarse a un llanto fuerte y duradero que no se puede consolar. Es más habitual después de las comidas y a últimas horas del día, al atardecer y durante la noche.

Se cree que está provocado por una inmadurez del sistema digestivo, ya que a partir de los 5 o 6 meses suele remitir.

Como saber si tu hijo tiene cólico del lactante

Por norma general estos episodios se manifiestan de forma repentina, con llantos muy intensos y duraderos, normalmente al final del día.

El bebé flexionará las piernas sobre el abdomen, apretará los puños y tendrá la cara enrojecida y el abdomen en tensión.

Puede durar pocos minutos hasta horas.

Cuando finalice el cólico el bebé volverá a estar bien.

Si el bebé no presenta fiebre, gana peso de manera normal y no tiene ningún otro trastorno lo más habitual será que nos encontremos ante un caso de cólico del lactante. Si presenta cualquier otra sintomatología deberá ser derivado al pediatra para que realice un diagnóstico más preciso.

Cuando parará de llorar

Si vuestro bebé sufre de cólicos del lactante debéis tener mucha paciencia, el estrés y la ansiedad que os provoca puede aumentar aún más su llanto y provocar conflictos de pareja.

Como hemos dicho, por norma general, entre los 3 y 6 meses desaparecerán los cólicos, hasta entonces con mucha paciencia y ayuda profesional podéis ayudar a mejorar la situación.

Tratamiento del cólico del lactante

Existen varias formas de tratar estos cólicos, como modificar la alimentación de la madre que da el pecho o administrar ciertos medicamentos, aunque la que puede dar mejores resultados es el masaje infantil.

Está demostrado que al dar el pecho, los alimentos que ingiere la madre son asimilados por el bebé, pudiendo ser alguno perjudicial y favorecer la aparición de molestias y cólicos.

La administración de fármacos debería ser la última opción ya que no hay muestras probadas de su eficacia y podrían ocasionar trastornos secundarios.

Nuestra recomendación, como fisioterapeutas, es aprender a realizar masajes a vuestro bebé que sufra de cólicos. En una o pocas sesiones con un fisioterapeuta pediátrico aprenderéis como y cuando hacerlo, ayudando a prevenir estos episodios.

Masaje en bebés

El masaje a nuestro bebé no solo lo ayudará en los episodios de cólico, también es una forma muy positiva de establecer un vínculo y ayudar a relajarlo.

En el caso del masaje por cólicos lo ideal será hacerlo unas 5 veces al día, más o menos con cada cambio de pañal y sobre todo después del baño y las comidas.

Crearemos un espacio agradable, usando la crema o aceite que usamos para hidratarlo y ejerciendo muy poca presión.

Aporta beneficios tanto al bebé como a los padres, ya que al estar más relajados y evitar el llanto incontrolable, favorecemos el descanso de todos.

Las maniobras básicas para hacer un correcto masaje a nuestro bebé con cólicos son:

  • Hacer círculos en el abdomen con las manos.
  • Presiones suaves desde costillas hasta el pubis.
  • Presiones suaves de derecha a izquierda.
  • Flexionar las piernas sobre el abdomen de forma alterna.
  • Flexionar las dos piernas a la vez sobre el abdomen.
  • Coger en brazos al bebé boca abajo mientras hacemos círculos con nuestra mano en su barriga.

Si tienes un bebé con cólicos o cualquier otra alteración que necesite supervisión profesional, puedes contactar con nosotros. Contamos con fisioterapeutas especializados en pediatría que acudirán a tu domicilio para hacer y enseñarte la forma correcta de realizar un masaje a tu bebé en las diferentes situaciones que te puedas encontrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Chat
1
Quieres más información?
Si quieres saber más sobre Tratamiento cólico del lactante , te ayudamos!